Menú

ALBERTO LAISECA
CUENTOS DE TERROR
INTERZONA

Páginas: 240
Formato: 21 x 13 cm.
Precio: $ 3750.00
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 9789873874642

Cuentos de terror, antes de convertirse en este libro, fue un espacio único en la televisión en el cual Alberto Laiseca rescató la tradición del relato oral. Transmitido por la señal I-Sat, se volvió un ciclo de culto en el que el escritor narraba relatos de terror del siglo XIX. Este volumen reúne aquellos cuentos seleccionados por Laiseca y nos permite volver a oír su particular cadencia al relatar. “Ya egipcios, romanos, chinos y japoneses tenían cuentos con fantasmas, seres transformados o magos que envían cocodrilos mágicos a casa de sus enemigos. La vieja pregunta es ¿por qué seguimos leyendo (o pidiendo que nos cuenten) historias terroríficas? En primer lugar porque nos divierten mucho. Es cosa clara. Todo lo que ‘abre puertas’ gratifica. Pero hay todavía una razón más profunda: los monstruos existen en serio y todos lo sabemos”. Alberto Laiseca

CUENTOS DE TERROR

$3.750
CUENTOS DE TERROR $3.750
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Paradoxa Libros Mendoza 923, Rosario, Santa Fe

    Gratis

ALBERTO LAISECA
CUENTOS DE TERROR
INTERZONA

Páginas: 240
Formato: 21 x 13 cm.
Precio: $ 3750.00
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 9789873874642

Cuentos de terror, antes de convertirse en este libro, fue un espacio único en la televisión en el cual Alberto Laiseca rescató la tradición del relato oral. Transmitido por la señal I-Sat, se volvió un ciclo de culto en el que el escritor narraba relatos de terror del siglo XIX. Este volumen reúne aquellos cuentos seleccionados por Laiseca y nos permite volver a oír su particular cadencia al relatar. “Ya egipcios, romanos, chinos y japoneses tenían cuentos con fantasmas, seres transformados o magos que envían cocodrilos mágicos a casa de sus enemigos. La vieja pregunta es ¿por qué seguimos leyendo (o pidiendo que nos cuenten) historias terroríficas? En primer lugar porque nos divierten mucho. Es cosa clara. Todo lo que ‘abre puertas’ gratifica. Pero hay todavía una razón más profunda: los monstruos existen en serio y todos lo sabemos”. Alberto Laiseca