Menú

MARCELO GULLO
CONVERSACIONES CON ALBERTO METHOL FERRE
FABRO

Páginas: 56
Formato: 22 X 15 CM
Precio: $ 450.00
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 9789877130041

Conversaciones con Alberto Methol Ferré El libro que hoy usted tiene en sus manos es producto de dos largas conversaciones que mantuvimos, una en Montevideo y la otra cerca de la ciudad de Campana en la provincia de Buenos Aires. Ese gran argentino oriental que fue el Sócrates de la Cuenca del Plata, retomando el camino de José E. Rodó, de Manuel Ugarte, de José Vasconcelos, de García Calderón y de Rufino Blanco Fombona, nos recordó y nos enseñó que la verdadera Patria era la Patria Grande. Methol era “pochista”, porque era un hijo intelectual de Perón, al que con admiración y cariño, le gustaba llamar “Pocho”. Lo fundamental del Peronismo es que constituye una filosofía de vida, simple, práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente humanista, por eso no es, de ninguna manera, compatible con el progresismo que instaura la relatividad de los valores, destruye la familia y confunde caprichos con derechos”. Su objetivo estratégico era la construcción del Estado Continente Suramericano.

CONVERSACIONES CON ALBERTO METHOL FERRE

$450
CONVERSACIONES CON ALBERTO METHOL FERRE $450
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Paradoxa Libros Mendoza 923, Rosario, Santa Fe

    Gratis

MARCELO GULLO
CONVERSACIONES CON ALBERTO METHOL FERRE
FABRO

Páginas: 56
Formato: 22 X 15 CM
Precio: $ 450.00
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 9789877130041

Conversaciones con Alberto Methol Ferré El libro que hoy usted tiene en sus manos es producto de dos largas conversaciones que mantuvimos, una en Montevideo y la otra cerca de la ciudad de Campana en la provincia de Buenos Aires. Ese gran argentino oriental que fue el Sócrates de la Cuenca del Plata, retomando el camino de José E. Rodó, de Manuel Ugarte, de José Vasconcelos, de García Calderón y de Rufino Blanco Fombona, nos recordó y nos enseñó que la verdadera Patria era la Patria Grande. Methol era “pochista”, porque era un hijo intelectual de Perón, al que con admiración y cariño, le gustaba llamar “Pocho”. Lo fundamental del Peronismo es que constituye una filosofía de vida, simple, práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente humanista, por eso no es, de ninguna manera, compatible con el progresismo que instaura la relatividad de los valores, destruye la familia y confunde caprichos con derechos”. Su objetivo estratégico era la construcción del Estado Continente Suramericano.