Menú

MARTIN KOHAN
CAUTIVOS, LOS
DEBOLS!LLO

Páginas: 256
Formato: 19 x 13 cm.
Precio: $ 899.00
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 9789875665491

Una novela histórica que conduce el relato a un territorio nuevo, en donde los acontecimientos y las ideas no se restan espacio. En algún lugar de la pampa, un puñado de gauchos agrestes rodea una casa con intriga. En la casa hay un escritor, una luz, un misterio. Tiempo después, esa misma llanura es atravesada por una mujer heroica que viaja incansablemente. Hay algo de "El matadero" en la primera historia: en el acecho popular del letrado solo y en la violencia mal contenida o desbordada. Hay algo de "La cautiva" en la segunda: en la gesta itinerante de la heroína enamorada. Y hay algo de Echeverría en toda la novela, por presencia o por ausencia. Aquella ficción fundante de la literatura argentina, la que opone civilización y barbarie, no deja de generar relatos. Incluso relatos que, como Los cautivos, pueden tomarla para la risa, dando con lo nuevo de esa manera tan típica: con la reescritura gozosa de una tradición.

CAUTIVOS, LOS

$899
CAUTIVOS, LOS $899
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Paradoxa Libros Mendoza 923, Rosario, Santa Fe

    Gratis

MARTIN KOHAN
CAUTIVOS, LOS
DEBOLS!LLO

Páginas: 256
Formato: 19 x 13 cm.
Precio: $ 899.00
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 9789875665491

Una novela histórica que conduce el relato a un territorio nuevo, en donde los acontecimientos y las ideas no se restan espacio. En algún lugar de la pampa, un puñado de gauchos agrestes rodea una casa con intriga. En la casa hay un escritor, una luz, un misterio. Tiempo después, esa misma llanura es atravesada por una mujer heroica que viaja incansablemente. Hay algo de "El matadero" en la primera historia: en el acecho popular del letrado solo y en la violencia mal contenida o desbordada. Hay algo de "La cautiva" en la segunda: en la gesta itinerante de la heroína enamorada. Y hay algo de Echeverría en toda la novela, por presencia o por ausencia. Aquella ficción fundante de la literatura argentina, la que opone civilización y barbarie, no deja de generar relatos. Incluso relatos que, como Los cautivos, pueden tomarla para la risa, dando con lo nuevo de esa manera tan típica: con la reescritura gozosa de una tradición.